El futuro de los activos improductivos: hacia una evolución necesaria

Fuente: cincodias.elpais.com

El mercado de la gestión de patrimonios podría superar los 500.000 millones de dólares de facturación en 2030

Noticia compartida por Athlanta Madrid, rankioapro

Bain & Company pronostica que la demanda de servicios de gestión de patrimonios aumentará en más de 500.000 millones de dólares en 2030, lo que equivale a duplicar el tamaño del mercado registrado en 2021.

Fuente: es.rankiapro.com

Los activos inmobiliarios siguen siendo los favoritos de los altos patrimonios

España batió un récord histórico en inversión inmobiliaria en el primer semestre

Los diferentes tipos de activos inmobiliarios siguen siendo los favoritos de los altos patrimonios, ante la alta inflación que se ha venido registrando, la invasión de Ucrania y las subidas de tipos por parte de los bancos centrales.

«Hay muchas razones para ello. Podemos decir que son activos tangibles y se pueden ver al pasear por las zonas donde están ubicados, generan rentas ligadas a la inflación que ayudan a mantener un alto nivel de vida, en momentos de turbulencias de los mercados su valoración no sufre cambios visibles y generalmente no dan dolores de cabeza», explicó a Europa Press el director de Real Estate de iCapital, Martín de Abbad.

El especialista señaló que al analizar el patrimonio de un cliente, este suele tener un porcentaje significativo de su patrimonio en activos inmobiliarios, principalmente de la rama residencial. Además, los asesorados muestran un alto interés en poder seguir aumentando su peso en esta clase de activos frente a otras inversiones.

No obstante, De Abbad recordó que los activos inmobiliarios también pueden sufrir perdidas de valoración significativas en momentos donde la situación económica de un país o de una zona geográfica entra en recesión, situaciones en las que la liquidez del bien disminuye y hace que su venta sea más complicada a un precio razonable para su vendedor.

 

RÉCORD DE INVERSIÓN INMOBILIARIA

Según datos de CBRE publicados a finales de julio, España batió un récord histórico en inversión inmobiliaria en los seis primeros meses del año, con 9.870 millones de euros, superando en un 80% los volúmenes del mismo periodo del año anterior.

«Los volúmenes de inversión registrados en el primer semestre del año ponen de manifiesto que el sector inmobiliario en España continúa siendo atractivo para los inversores, incluso en un contexto macroeconómico cambiante. De todos modos, la volatilidad existente en el mercado nos llevará a seguir de cerca la evolución de la inversión a lo largo del segundo semestre», afirmó la directora de Research de CBRE España, Miriam Goicoechea.

En ese sentido, la plataforma de inversión inmobiliaria Inviertis ya avisaba en abril de que el interés en el mercado inmobiliario se había disparado un 400% desde noviembre, al convertirse un valor refugio para los inversores ante la incertidumbre generada por el contexto macroeconómico, la inflación y la guerra de Rusia contra Ucrania.

El inversor particular representa cerca del 80% del total de las inversiones inmobiliarias del mercado, según la plataforma, con perfiles que se corresponden con propietarios que necesitan vender un piso en alquiler o pequeños y medianos inversores que se refugian en la inversión inmobiliaria.

La directora ejecutiva y fundadora de Inviertis, Rebeca Pérez, señaló que los inversores «están retirando todo lo que tenían en bolsa y están invirtiendo en inmobiliario para conservar su patrimonio, una situación que se ha acentuado desde la invasión militar rusa en Ucrania».

De cara a los próximos meses, la gestora Abrdn explicaba hace unas semanas que es probable que los activos reales (y, por tanto, el sector inmobiliario) sigan gozando de buena salud y perspectivas por su protección natural contra la inflación.

EL ARTE, OTRO ACTIVO LÍQUIDO QUE ACTÚA COMO REFUGIO

La inversión en arte es otra de las opciones al alcance de altos patrimonios que actúa como valor refugio en épocas de incertidumbre como la actual: su carácter acíclico permite a esta clase de activo no verse afectada por los eventos macroeconómicos como sí lo hacen otras clases de activos como la renta fija o la renta variable.

No obstante, el tipo de obra por la que se apuesta cambia según el momento. Las obras de artistas vivos son la mejor apuesta en épocas de alta inflación, ya que tienen un mayor potencial de revalorización, mientras que si la subida de los precios es baja, lo ideal es apostar por artistas más consagrados.

Fuente: bolsamania.com

Los partícipes españoles se vuelcan en Bolsa de EE UU y deuda en el rally desde julio

Cinco fondos de CaixaBank son los más contratados del mes

Sus dos fondos con más entradas son también los que más captan en 2022

Un fondo de Bolsa estadounidense y uno de deuda soberana de España e Italia han sido los que más entradas de dinero nuevo han registrado en el mes de julio. Esas captaciones son reflejo de la tendencia alcista del mercado durante el mes en ambos activos, que está teniendo continuidad en agosto, y en la que se están posicionando los partícipes españoles.

El fondo que más suscripciones netas recibió en julio fue el CaixaBank Master Renta Variable USA, con 813,7 millones de euros, seguido del fondo CaixaBank Deuda Pública España e Italia 2025, con otros 687 millones de euros, según datos recopilados por VDOS.

Ambos productos de inversión, comercializados principalmente entre clientes particulares, son además los que más dinero neto llevan captado en lo que va de año en la industria española de fondos, lo que consolida el liderazgo en gestión de activos de la gestora de CaixaBank. Así, su fondo de Bolsa estadounidense acumula en 2022 entradas netas por 2.634 millones de euros, mientras que el de deuda soberana española e italiana, logra entradas netas por 1.521 millones de euros. Este último fondo logra situarse en segunda posición en la clasificación por captación neta apenas tres meses después de su lanzamiento, a principios de mayo.

La gestora de CaixaBank ha hecho en los últimos meses una clara apuesta comercial por los fondos de deuda soberana de España e Italia, justo en el momento en que los precios de sus bonos habían caído en picado. Los fondos de deuda son de hecho los que más dinero fresco llevan captado a lo largo del año, a pesar de que han acumulado pérdidas sin pausa salvo en julio, en que las rentabilidades sí han sido notables para este tipo de activo gracias a la caída de las rentabilidades.

Por esta vez, en julio las mayores captaciones de dinero se concentraron en vehículos que invierten en activos que han registrado una ganancia importante. En el caso de los citados fondos de CaixaBank, las entradas de dinero son fruto en gran medida de las decisiones de los gestores de la firma, en la que está muy arraigado el modelo de gestión discrecional de carteras.

El Nasdaq remontó más del 11% durante el mes de julio y el S&P subió más del 8%, mientras que la deuda soberana de la zona euro dejó un retorno en el mes del 4%. Partícipes y gestores no han dudado por tanto en dirigir las nuevas entradas de dinero durante julio hacia la renta fija. El tercer fondo que más dinero ha captado ese mes ha sido el CaixaBank Master Renta Fija Deuda Pública 1-3, con 555 millones de euros, seguido del CaixaBank Master Renta fija privada, con 372,4 millones de euros. El quinto puesto es para el CaixaBank Rendimiento Monetario, con otros 335 millones de euros.

La gestora de Renta 4 logra posicionar su fondo de renta fija a corto plazo en sexta posición entre los fondos con más suscripciones netas durante el pasado mes, con 311,2 millones de euros, en una clasificación dominada ampliamente por CaixaBank.

En un año en que la Bolsa acusa fuertes pérdidas y gran volatilidad, la renta fija está concentrando las entradas de dinero en los fondos de inversión españoles, a pesar de que las ganancias de julio quedan muy lejos de poder compensar todo lo perdido en el año a causa del constante endurecimiento monetario con que los bancos centrales están intentando combatir la inflación. Así, el alza de tipos ha provocado fuertes subidas del rendimiento de los activos, en paralelo a su depreciación. Según datos de Inverco, a julio las suscripciones netas en fondos de renta fija eran las más cuantiosas en el acumulado del año, por 8.638 millones de euros.

DISPUTADO LIDERAZGO EN CAPTACIONES

BBVA. La gestora del grupo financiero no domina en la clasificación de los fondos que más dinero neto atrajeron en julio. Aparece en octava posición con el BBVA Bonos 2025, que captó 250,36 millones en el mes. Sin embargo, en el cómputo global sí destaca como la gestora que más suscripciones netas se apunta, por un total de 432 millones de euros en julio. Le sigue la gestora de CaixaBank, con captaciones netas por 358 millones y la de Renta 4, con 291 millones de euros, según datos recopilados por VDOS.

Balance. Caixabank mantiene en todo caso su posición como mayor entidad nacional por patrimonio gestionado, con 77.046 millones y una cuota de mercado del 24,49 %, seguida de Santander con 47.613 millones y una cuota del 15,13 % y BBVA, con un 14,44 %.

Fuente: cincodias.elpais.com

¿Bajará el precio de la vivienda?

Los expertos coinciden en que el Euribor seguirá al alza, lo que encarecerá las hipotecas y reducirá la demanda de pisos y casas

El Banco Central Europeo subió sus tipos de interés en 0,50 puntos porcentuales el pasado 21 de julio y los efectos no se hicieron esperar. El euríbor, indicador por excelencia de los intereses de las hipotecas, llevaba ya un tiempo disparado. En concreto, desde febrero, cuando se empezó a barajar la posibilidad de que el BCE incrementaría sus tipos para contener la inflación. Pero el anuncio oficial hizo que, solo un día después, el indicador alcanzara el 1,2%. Y los expertos coinciden en que seguirá al alza durante los próximos meses, lo que encarecerá las hipotecas y reducirá la demanda de pisos y casas. Pero, ¿qué pasará con el precio de la vivienda?

Según los especialistas del comparador financiero e inmobiliario HelpMyCash.com, el crecimiento pronunciado que tuvo el valor del ladrillo durante el último año comenzará a desacelerarse en el corto plazo. Sin embargo, apuntan que se deben tener en cuenta varios factores para hacer predicciones, como el actual desequilibrio entre oferta y demanda, la inflación —que pretende contenerse con la subida de tipos—, la escasez de obra nueva y el tipo de activo inmobiliario.

Demanda

Inflación y recesión podrían frenar la subida del precio de la vivienda

En un contexto inflacionario, lo esperable es que el precio de la vivienda aumente, al igual que el resto de los productos, bienes y servicios. Los últimos datos del INE revelan un incremento interanual del 10,2% del índice de precios al consumo (IPC) en junio, mientras que la tasadora Tinsa informó un aumento del 8,7% en el precio de la vivienda durante el mismo periodo. Según Paula Eseiza, experta del comparador, los inmuebles siguen siendo un valor refugio por excelencia, dado que el incremento de su valor suele acompañar el ritmo de la inflación. Pero esto podría verse afectado por la subida de tipos, la reducción de la demanda y la hipotética recesión que viene.

Horizontal

Anuncios de pisos y casas en venta y alquiler en el escaparate de una inmobiliaria, en Madrid

“Normalmente, los activos inmobiliarios tienden a apreciarse en entornos de alta inflación. Pero creemos que el crecimiento de los precios no será tan alto como en el pasado, dado el potencial de una bajada real a medida que la inflación y la posible recesión golpeen a las familias durante los próximos seis a doce meses”, explica Andrea Baielli, Chief Financial Officer en el iBuyer Tiko, en una entrevista para HelpMyCash.

Ajuste de precios

Desequilibrio entre oferta y demanda

Durante el confinamiento causado por el covid, se produjo un exceso de ahorro que permitió que muchas familias accedieran a un crédito hipotecario. Por eso, la demanda se disparó y acaparó gran parte de la oferta de vivienda disponible. Desde entonces, existe un desequilibrio pronunciado entre quienes quieren vender y quienes quieren comprar, siendo mayoría estos últimos. Por eso se disparó el precio de la vivienda durante el último año, según explican los expertos de HelpMyCash. A ello se sumó el encarecimiento de los costes de construcción producido por la guerra de Ucrania y la consecuente paralización de muchas promociones, que acrecentó la escasez de oferta. Pero la reducción de la demanda que se espera para los próximos meses llegaría para corregir, al menos en parte, esta situación.

Pedro Ruiz-Dana, socio fundador de la inmobiliaria barcelonesa Cefersa, apunta en una entrevista para HelpMyCash que “para el periodo 2022-2023, creemos que los precios de la vivienda deben ajustarse a su valor realista. Eso no significa ver fuertes bajadas de precio, sino salir al mercado a un precio de venta acertado. La demanda existente no está dispuesta a pagar sobreprecios”.

Freno de la actividad

El impacto dependerá del tipo de activo inmobiliario

Los expertos también señalan que, pese a la contracción que puede producirse en el precio del ladrillo, el impacto no será el mismo en los distintos activos inmobiliarios.

“Consideramos que puede producirse una contracción leve en los precios de comercialización y una corrección respecto a la distancia que actualmente existe en el mercado entre comprador y vendedor”, señala David Rosel, director comercial en Barcelona de la inmobiliaria Berkshire Hathaway Home Services en una nota de HelpMyCash. Y añade que, en los próximos meses, podría vivir un freno en la actividad inmobiliaria de los inmuebles que no son premium. “Es evidente que no todas las plazas tienen la misma demanda y, en consecuencia, se va percibir de distinta forma en función del territorio”, añade

Los expertos coinciden en que, de momento, no se esperan bajadas importantes en el valor de la vivienda, pero sí una reducción de la demanda y una desaceleración del crecimiento del precio. Por eso, frente a la pregunta de si conviene vender ahora o esperar, los especialistas del comparador aconsejan vender ahora, dado que todavía hay hipotecas atractivas y la demanda continúa activa.

Fuente: lavanguardia.com

El sector de la recuperación de deuda pide regular toda la gestión de créditos dudosos

El sector de la recuperación de deuda aglutinado en la Asociación Nacional de Entidades de Gestión de Cobro (Angeco) quiere que se aproveche la transposición de la directiva que le afecta para regular por completo la actividad de gestión de deuda y no solo la bancaria.

 

Será la posición que defienda la asociación que preside Carlos Ruiz Cabrera en su interlocución con el legislador español, según el documento de propuestas elaborado por la asociación, en colaboración con la asesoría de KPMG, y aprobado por unanimidad por las compañías de Angeco en una Asamblea convocada ‘ad hoc’.

Los Estados tienen poco más de un año, hasta el 29 de diciembre de 2023, para transponer la directiva y en el caso de España se tratará de la primera regulación  específica para el sector. Una ocasión que empujó a la industria a celebrar dicha asamblea para fijar posición y respaldar la defensa de sus intereses a través de Angeco, organización que aglutina al 85% del sector.

«Se trata de un momento muy importante, ya que es la primera vez que en España se va a abordar una regulación específica para un sector fundamental para el correcto funcionamiento de la economía y que, además, se produce en un momento especialmente complicado para empresas y consumidores, por lo que desde Angeco ofrecemos al legislador toda nuestra ayuda y experiencia para lograr la mejor transposición posible para todas las partes implicadas», refirió Ruiz Cabrera.

Según explican en Angeco, la regulación europea «no incorpora requerimientos que se alejen en exceso» de los «principios rectores» de actuación de los miembros que la asociación recoge en su Código de Conducta, pero la industria quiere ir más allá para mejorar su situación frente a los operadores y los consumidores, y resolver ciertas dificultades a las que se enfrenta al desarrollar su actividad.

Se trata de un sector que gestionó unos 380.000 millones de euros en deuda en 2020, últimos datos conocidos; con unos 9.100 millones recuperados, unos 1.100 millones en facturación y que cuenta con 20.000 empleados.

Entre los puntos claves de la directiva europea figura precisamente el ámbito de aplicación de la norma, ya que inicialmente se limita a la deuda procedente de entidades financieras que se saca de balance para su gestión por terceros. Su intención es que se extienda a toda la recuperación de deuda. Es decir, por un lado, se plantea que la futura Ley regule también la gestión de créditos dudosos cedidos por otras entidades supervisadas como entidades de pago, financieras o  establecimientos financieros de crédito, etc.

Por otro lado, busca que también contemple todo el proceso de deuda, es decir, que regule la gestión directa de créditos dudosos, salga o no del balance. Quedarían así solamente fuera de los requerimientos de la directiva las operaciones dudosas de naturaleza no financiera.

Angeco ha tomado aquí la determinación, incluso, de adaptar su Código de Conducta para garantizar que la administración de créditos de naturaleza no financiera «esté sometida a reglas de juego muy similares a las exigibles a la administración de créditos bancarios».

Al margen del propio ámbito de actuación, la industria quiere que se aproveche la oportunidad para dar también seguridad jurídica a una actividad que, con frecuencia, encara dispares fallos judiciales. Para evitar esta situación Angeco defenderá que la norma defina «unívocamente» conceptos como la honorabilidad de los consejeros de las empresas de recuperación de deuda y fije normas claras sobre aspectos como, por ejemplo, las comunicaciones con deudores.

Al sector le preocupa que haya mayor regulación, pero sin que el legislador sucumba a la tentación de imponer requerimientos más gravosos de los habituales a la industria de gestión de créditos en materias como podría ser, a título de ejemplo, las normas de blanqueo. Además vigilará que el regulador sea cuidadoso para no introducir reglas que distorsionen el mercado como podría ser divulgar información sensible sobre la rentabilidad de las carteras o plazos en la recuperación de la deuda, indicaron en Angeco.

Fuente: eleconomista.es

Los activos inmobiliarios, objetivo inversor: dónde están las oportunidades en Europa

El volumen de inversión inmobiliaria comercial en Europa tocó máximo en los últimos doce meses

El sector inmobiliario se ha hecho un hueco más que importante como refugio contra la inflación, lo que explica, en gran medida, el interés de los inversores por esta clase de activos. A esto se suma, además, el ahorro reprimido durante la pandemia, que busca en este mercado una oportunidad de inversión. De hecho, el volumen de la inversión inmobiliaria comercial en Europa registró un nuevo máximo en los últimos doce meses.

Hay oportunidades en un mercado inmobiliario europeo que evoluciona favorablemente. Durante el primer trimestre de 2022, siguió repuntando y el inmobiliario comercial europeo alcanzó los 65.000 millones de euros de inversión, lo que supone un aumento del 53% en comparación con el mismo periodo de 2021.

En los últimos doce meses, el volumen de la inversión inmobiliaria comercial en Europa alcanzó un nuevo máximo, con 281.000 millones de euros a finales de marzo de 2022. El mercado de oficinas, que representa 125.000 millones de euros (un 30% más que su media a largo plazo), es con diferencia la clase de activos preferida. Impulsado por la expansión desenfrenada del comercio electrónico y el crecimiento previsto de los alquileres, también el espacio logístico y de industria ligera registraron un volumen de inversión récord de 67.000 millones de euros. Los activos comerciales y de ocio también repuntaron, con aumentos del 63% y el 3%, respectivamente, en doce meses.

Así lo destaca la directora de Análisis Inmobiliario e Inversión Sostenible de La Française Real Estate Managers, Virginie Wallut, que señala que «el hecho de que el sector inmobiliario sea un refugio contra la inflación explica en gran medida el interés de los inversores por esta clase de activos».

En general, los inversores están muy atentos a la solvencia de los inquilinos, un factor que es cada vez más importante dada la inflación y sus consecuencias en el ratio de rentabilidad. Por otro lado, considera que es difícil anticipar cómo los nuevos brotes de Covid en el cuarto trimestre de 2021, la guerra de Ucrania y las interrupciones de la cadena de suministro asociadas influirán en la actividad inmobiliaria comercial de 2022.

«Se espera que los cuellos de botella en la oferta ralenticen la ejecución de construcciones y hagan subir los precios de las promociones«, dice. Además, como se observó en 2021, los criterios medioambientales, sociales y de gobernanza (ASG) «deberían ganar importancia. De hecho, las nuevas normativas sobre ASG que entrarán en vigor harán que resulte económicamente inconcebible mantener bienes inmuebles obsoletos».

Geográficamente, Francia y Noruega registraron volúmenes récord en activos minoristas en el primer trimestre. Con el levantamiento de las restricciones a los viajes, España también experimentó un buen comienzo en el segmento del ocio. La inversión en sectores alternativos, como el residencial tutelado y el sanitario, se redujo en el primer trimestre de 2022 en comparación con el primer trimestre del 2021, debido principalmente a la falta de oferta.

En cuanto a los rendimientos de los activos prime, se mantuvieron, en general, estables en toda Europa durante el pasado año, a pesar de un aumento del 1% y del 1,5%, respectivamente, en la tasa libre de riesgo y en el coste de la financiación. «Dada la subida de la tasa libre de riesgo, la prima de riesgo inmobiliaria media de la mayoría de los mercados europeos ha subido hasta los niveles de su media a largo plazo. No obstante, nuevas subidas de los tipos de interés podrían ejercer una presión al alza sobre los rendimientos inmobiliarios, cuyos efectos podrían verse parcialmente compensados por los alquileres indexados a la inflación».

IMPULSADO POR EL CRECIMIENTO DE LOS ALQUILERES

«El rendimiento global del sector inmobiliario se verá impulsado por el crecimiento de los alquileres, en contraposición a las ganancias de capital», apunta Wallut. Esto en un mercado inmobiliario que se mueve a dos velocidades.

Impulsada por la mejora de las cifras de desempleo, la contratación en toda Europa evolucionó positivamente. Por ejemplo, ciudades como Dublín, Lille y Londres registraron aumentos de más del 100% en la contratación, durante el primer trimestre de 2022. Mientras tanto, el mercado europeo de oficinas creció un 52% en los últimos doce meses. «A medida que ha aumentado la contratación y disminuido las ejecuciones, el stock se ha estabilizado. La misma tendencia se observa en la mayoría de los mercados inmobiliarios europeos de primera categoría: alta demanda en las ubicaciones prime y escasa demanda en las zonas periféricas«, añade.

Destaca que las tasas medias de desocupación siguen ocultando importantes discrepancias entre los mercados primarios y secundarios. Las tasas de desocupación de los activos ubicados en el centro de los mercados inmobiliarios prime, donde la demanda se centra en los activos de nueva generación, siguen siendo bajas y respaldan los valores de los alquileres. «Por ejemplo, en el primer trimestre de 2022, Berlín, Londres, Edimburgo y París registraron aumentos en los valores de los alquileres de más del 10% en comparación con el período anterior al Covid. Alemania experimentó el mayor incremento, mientras que España e Italia sufrieron debido a un stock excesivo u obsoleto».

Mientras, los ingresos sobre los activos secundarios, en todos los mercados, han alcanzado nuevos récords. «La demanda se centra cada vez más en los activos que cumplen los criterios ASG. De hecho, las empresas están optando por espacios de oficina más eficientes desde el punto de vista energético para reducir su huella de carbono global», menciona.

UN ‘BOOM’ CON VISTAS

A nivel mundial, los inversores que buscaban diversificar su cartera en un contexto de tipos bajos recurrieron al sector inmobiliario en busca de rentabilidad. Y «el sector inmobiliario sigue proporcionando cierta protección frente a la subida de precios, mientras que los bajos niveles de oferta de propiedades comerciales y la fuerte demanda hacen que no esperemos ver una caída de las valoraciones durante el próximo año», dice, por su parte, Stéphane Monier, Chief Investment Officer de Lombard Odier, sobre las perspectivas del sector inmobiliario a nivel global.

Asegura que prefieren Europa, especialmente el sector logístico comercial y el residencial, «porque gran parte del mercado está indexado a la inflación. Mientras que en lo que va de año las acciones de los inmuebles europeos cotizados en logística, oficinas y residencial han bajado, el sector minorista registró una ganancia de más del 5%».

Los precios de los inmuebles residenciales han subido desde la pandemia gracias a su limitada disponibilidad, y las compañías inmobiliarias que cotizan en bolsa lo hacen con un mayor descuento sobre su valor neto de los activos (NAV) que en el pasado. «Esto deja margen para ponerse al día», opina Monier. «Dentro de los diferentes sectores inmobiliarios europeos, las oficinas y los locales comerciales cotizan actualmente con descuentos de alrededor del 25% sobre el NAV, considerablemente superiores a su media de los últimos 15 años».

Explica que los mercados inmobiliarios en Francia, Alemania, Reino Unido y Suiza han mostrado características similares tras la pandemia, registrando una falta de oferta de viviendas, en parte creada por la escasez de mano de obra y de materiales de construcción, siendo la demanda históricamente alta tras la pandemia y con tasas de vacantes en descenso. «Estas no son las condiciones de una burbuja inmobiliaria clásica», asegura.

Cree que «si la inflación aumenta los alquileres y favorece las inversiones inmobiliarias, dependerá de la capacidad de los propietarios para trasladar esos mayores costes a los inquilinos. Dado que algunas economías y empresas siguen fomentando el trabajo desde casa, las tasas de ocupación de oficinas no han vuelto a sus niveles anteriores a la pandemia».

Fuente: cincodias.elpais.com

¿En qué activos entrar tras las caídas de los bonos?

El descuento que hay en el mercado de deuda empieza a ser muy atractivo. Lo más recomendado en renta fija: las duraciones cortas

Con mucha prudencia, pero las gestoras empiezan a dar mensajes positivos en relación con la renta fija. Buena parte de ellas piensan que tras los mínimos, ahora podrían empezar a brillar de nuevo los activos de deuda.

Por ejemplo, Mohammed Kazmi, estratega macro y gestor de carteras de Union Bancaire Privée (UBP), cree que gran parte del endurecimiento de las condiciones financieras son necesarias para que la inflación se modere a medio plazo. “Puede haber pasado ya, incluso si los bancos centrales continúan con sus respectivos planes de endurecimiento. Esto sugeriría que las subidas que ya se han descontado están proporcionando un punto de entrada atractivo en la renta fija de los mercados desarrollados”.

“Aunque siguen existiendo riesgos, la oportunidad de valoración parece más atractiva”, asegura Stefan Isaacs, director de inversión adjunto del equipo de renta fija pública en M&G Investments. Además de los bonos de alto rendimiento y de grado de inversión, “las estrategias de tipo variable con duraciones cortas, que suponen una menor exposición al riesgo de tipos, también merecen tenerse en cuenta en el actual entorno inflacionista”, apunta.

Respecto a los bonos ligados a la inflación, en DPAM “tenemos una menor convicción”

Por su parte, Sam Vereecke, director de inversiones de renta fija de DPAM, explica que ante la subida de tipos de interés, han reducido la duración de las carteras, y en cuanto a los bonos ligados a la inflación, que “nos han protegido contra el alza de precios durante este último año, ahora mismo tenemos una menor convicción”.

“No sabemos si hemos tocado fondo, pero seguramente los precios y la valoración a largo plazo son ahora más interesantes que en el pasado, y es prudente empezar a aumentar las posiciones”, opina Paolo Bernardelli, responsable de renta fija de Eurizon, que remarca que ya no estamos en un mundo de rentabilidades negativas en los mercados de bonos soberanos, “por lo que aumentar el riesgo en la deuda pública es ahora más interesante”.

Sin embargo, Jacques Sudre, gestor del fondo Sextant Bond Picking de Amiral Gestion, considera poco halagüeñas las perspectivas de los bonos soberanos. Por el contrario, los bonos corporativos de alto rendimiento “han recuperado su atractivo, ya que sus diferenciales de crédito se sitúan ahora en las medias históricas o por encima de ellas, incluidas las de calidad”.

No obstante, este experto alerta de que en esta clase de activos es necesario ser muy selectivos, “ya que los emisores más frágiles se enfrentan a un destino incierto”.

Desde Amiral Gestion creen en el atractivo de los corporativos de alto rendimiento

Owen Murfin, gestor de carteras institucionales para MFS Investment Management, considera que ante un escenario de posible recesión económica, “hay algunas áreas en los mercados de crédito, como los bonos con grado de inversión y los mercados emergentes, que ofrecen un valor y precio creciente”. Y añade que, aunque el cambio de tono del BCE ha afectado al sentimiento hacia el crédito europeo y los países de la periferia, “somos relativamente favorables a los bonos europeos con grado de inversión en la actualidad”.

Para Howard Cunningham, gestor de Newton, división de BNY Mellon IM, el mercado de grado de inversión está en una situación mejor que el de los bonos de alto rendimiento. No obstante, “el mercado de nuevas emisiones en high yield sigue siendo muy limitado”.

CAUTELA ANTE EL RIESGO

Visión. En Allianz Global Investors, en cambio, se muestran precavidos y aun prefiriendo los segmentos de renta fija de menor duración, “actualmente somos bastante cautelosos con respecto a los diferenciales entre la periferia soberana de la zona euro, dado el cambio de dirección de la política del BCE. También seguimos siendo cautelosos, por ahora, con los activos de riesgo en general, incluidos los créditos y el alto rendimiento”. ¿La razón? Según la gestora, que los cambios de las condiciones monetarias y de los tipos de interés “suelen ir seguidos de un endurecimiento de las condiciones financieras con retraso”.

Fuente: cincodias.elpais.com

Los activos inmobiliarios en España se revalorizarán en el primer semestre de 2022, según CBRE

Las valoraciones de los activos inmobiliarios mantendrán una tendencia positiva durante el primer semestre de 2022, según los datos del informe ‘Valuation Market Trends’ elaborado por la firma de consultoría y servicios inmobiliarios CBRE, que recoge la valoración y previsión sobre el rango de dispersión del valor tanto de sectores patrimonialistas tradicionales como de activos operacionales o alternativos.

En concreto, se espera que el mercado logístico continúe su escalada, «volviendo a ser el tipo de activo que tendrá una mayor revalorización». Por otro lado, el suelo residencial mantendrá su valor pese al incremento de las materias primas y los costes de construcción, y los edificios de oficina superarán los valores previos a la pandemia. Mientras, el segmento hotelero mantendrá una evolución estable.

Respecto al mercado logístico, se prevé una revalorización semestral superior al 10%, y acumulada del 30% respecto al período prepandemia, en los activos de Madrid o Barcelona. En otras ciudades como Valencia o Zaragoza, la revalorización esperada para este primer semestre de 2022 es de un 10% y 9%, respectivamente.

«Para el cierre de 2022 esperamos que el volumen de inversión en el mercado logístico se sitúe en torno a los 2.000 millones de euros, ligeramente por debajo de la cifra de 2021», ha señalado el vicepresidente de CBRE en España, Javier Kindelan.

Por su parte, el mercado del producto residencial en alquiler podría cerrar el primer semestre de 2022 con una apreciación del 7%, lo que situaría su valoración un 11% por encima de los valores prepandemia.

En cuanto al suelo, este resiste el aumento de los costes de construcción. «El mercado de suelo presenta una evolución estable en los últimos trimestres, con una perspectiva positiva y estable de cara a los próximos meses», ha explicado el director de de valoración de CREB en España, Fernando Fuente.

Por otro lado, las previsiones a cierre del segundo trimestre de este año en las valoraciones de los activos de oficinas serán asimétricas en función de las ubicaciones. Así, se prevé que la valoración de las oficinas en «zona prime» en Madrid y Barcelona supere en el primer semestre de este año los valores prepandemia, con una apreciación entorno al 2,5%.

En el caso de las oficinas en zonas secundarias, su valoración aún se situará ligeramente por debajo de los valores prepandemia, con un descenso del 2,44%, y las situadas en zonas periféricas aún registrarán una reducción cercana al 8% respecto a los valores prepandemia.

EVOLUCIÓN ESTABLE DEL SECTOR HOTELERO

El segmento hotelero mantiene una evolución estable marcada por el incremento de la ocupación, junto al de los costes operacionales. En el valor de los activos no se prevé una variación en comparación con el cierre de 2021.

«Nuestra previsión en cuanto a la evolución del valor de los activos hoteleros es de estabilidad, ya que ha de constatarse la materialización de las reservas para este próximo verano y que realmente la demanda internacional vuelva a nuestro país en el corto plazo», ha subrayado Fuente.

«Si la situación sanitaria sigue su curso favorable, esperamos que este año sea el punto de inflexión en cuanto a valores hoteleros, que podrían recuperar sus niveles prepandemia antes del final del presente ejercicio», ha añadido.

DATA CENTERS Y AGRIBUSINESS, NUEVOS SECTORES DE INVERSIÓN

El informe elaborado por CBRE incluye también el análisis de otros sectores como Data Centres y Agribussines, que están despertando «un gran interés» entre los inversores.

El desarrollo de Data Centers manifiesta un crecimiento exponencial debido a la transformación digital y como consecuencia de factores como el ‘e-commerce’, la tecnología en la nube o el teletrabajo.

Mientras que entre los años 2015 y 2020 la inversión media se situaba entorno a los 200 millones de euros anuales, el ejercicio 2021 multiplicó por 5 esta cifra, superando el billón de euros.

«Actualmente con los proyectos en construcción estimamos que la inversión directa en España y Portugal se sitúa en torno a los 1.000 millones de euros y podría ascender hasta los 1.800 millones de euros», ha explicado Fernando Fuente.

Respecto al sector Agribusiness, este «sigue ganando protagonismo en el sector inmobiliario español y continúa exhibiendo su potencial».

Contador

Para leer más

Fuente: europapress.es

La compra de vivienda por extranjeros en la segunda mitad de 2021 vuelve a cifras prepandémicas

Representan un 18,6% de todas las transacciones, en línea con el periodo 2012-2019

Los británicos lideran las operaciones foráneas con casi un 12% de cuota

El mercado inmobiliario español sigue dejando atrás el parón producido por el Covid-19 y volviendo a las cifras tradicionales de los años previos a la crisis sanitaria y económica. Quienes juegan un importante papel en esta recuperación son los compradores extranjeros, que en el segundo semestre del año 2021 aumentaron sus transacciones de vivienda en casi un 42% interanual y volvieron a ocupar su cuota de mercado habitual en España.

Así lo corroboran los datos presentados este martes por el Consejo General del Notariado. Los notarios reconocen que este incremento, como no podía ser de otra forma, está «muy condicionado» por las caídas registradas en la segunda mitad del año 2020. Sin embargo, al poner las cifras en perspectiva, el avance de este tipo de operaciones arroja una vuelta a los años previos a la pandemia. Así, las operaciones efectuadas por extranjeros representaron un 18,6% del total de compraventas a nivel nacional, en línea con el promedio anotado entre 2012 y 2019 (18,7%).

Entre julio y diciembre del año pasado, la compraventa de vivienda libre por parte de extranjeros se
incrementó exactamente un 41,9% interanual, hasta las 63.934 operaciones. El mercado venía del parón registrado en la primera mitad (-37,3%) y la segunda mitad (-10,8%) del año 2020.

Los extranjeros residentes, explican los notarios, realizaron el 54,8% de las compraventas, aumentando en un 27,4% interanual, mientras que el restante 45,2% de las operaciones fueron de no residentes, elevándose un 64,5%.

Por nacionalidad, los extranjeros que más viviendas adquirieron fueron los británicos, el grupo que tradicionalmente se encuentra en primera posición en España. Acapararon el 11,8% de las operaciones totales foráneas, un total de 7.560. Tras ellos se posicionaron los alemanes (10,4%) y franceses (8,3%). El grupo de nacionalidades que engloba al resto de extranjeros de fuera de la UE supuso el 11,4%. Aumentaron las compraventas efectuadas por los extranjeros de todas las nacionalidades, pero lo hicieron con mayor intensidad por parte de los holandeses (104,1% interanual), irlandeses (99,3%) y alemanes (84,9%).

En paralelo, los mayores precios promedio por metro cuadrado fueron abonados por los compradores de Suecia (2.752 euros el metro cuadrado ), Dinamarca (2.750 euros), Alemania (2.741 euros ), EE UU (2.601 euros) y Suiza, con 2.479 por metro cuadrado. También superaron el precio medio pagado por el conjunto de extranjeros (situado en 2.016 euros por metro cuadrado) los compradores de Noruega, Países Bajos, Rusia, Francia, Italia y Bélgica.

Los menores precios fueron pagados por marroquíes (688 euros el metro cuadrado), rumanos (990 euros) y ecuatorianos (1.087 euros).

Separando por un criterio de residencia y autonomía, se observó que los franceses lideraron la cuota de compraventas entre extranjeros no residentes en las dos Castillas, Aragón, Cataluña, Extremadura, País Vasco y Navarra. Los alemanes fueron los principales compradores en los archipiélagos, Cantabria y Galicia , los británicos en Andalucía , Murcia y Comunidad Valenciana, los argentinos en Asturias y los estadounidenses en La Rioja y Comunidad de Madrid. Entre los residentes, los nacionales de Marruecos y Rumanía fueron los principales compradores en casi todo el país, salvo en Galicia , los archipiélagos y la Comunidad Valenciana.

Con todo, todas las regiones del país registraron incrementos interanuales en las operaciones foráneas. Baleares se situó a la cabeza, con un repunte del 81,5%, seguido de Canarias (57%), Andalucía (55%), Cantabria (50,5%) y Comunidad Valenciana (44,9%). Por debajo de la media nacional (41,9%) se registraron incrementos en Cataluña, Asturias, Navarra, Murcia, Madrid, Castilla-La Mancha, Aragón, País Vasco, La Rioja y Extremadura. Finalmente, por debajo del 10% crecieron Castilla y León y Galicia.

El precio promedio por metro cuadrado de las operaciones realizadas por estos clientes e situó en los 2.016 euros, lo que supone un incremento de los precios del 14,3% interanual. Los extranjeros no residentes volvieron a pagar mayores importes por sus viviendas (2.481 euros por metro cuadrado) que los residentes (1.567 euros por metro cuadrado) y los nacionales (1.503 euros por metro cuadrado).

Fuente: cincodias.elpais.com